27 de abril de 2012

Recapitulación E3x20: Un Baile, un Triángulo Amoroso y un Adiós

The Vampire Diaries siempre sabe cómo lograr que sus fans saquen todas sus emociones a flote en tan sólo un episodio. En el de esta noche “Do Not Gentle”, la última estaca hecha de roble blanco tiene un papel fundamental. Lo supimos desde el momento en el que todos se dieron cuenta que se había perdido y que se reveló que la segunda personalidad de Alaric y Esther –en el cuerpo de Rebekah– habían formado equipo. 

Así que mientras el dúo malvado pone en marcha su plan para acabar con los Originales, se desatarán una serie de eventos que dejarán a los fans en busca de sus pañuelos. Empecemos diciendo lo siguiente: Esther es una muy mala madre. Ella hará, literalmente, cualquier cosa para erradicar a todos los vampiros del planeta; y es simplemente horroroso que haya encontrado un aliado en el lado “Dr. Jekyll” de Alaric. 

Así que el Baile de Década probará una vez más lo ingenuos que son Elena, Caroline, Matt y Bonnie al pensar que pueden pasar una noche entera siendo sólo adolescentes normales. Pero, sin embargo, todos quieren intentarlo y tener una noche de diversión y rebeldía, sin tener que pensar en Klaus, Rebekah ni nada que tenga que ver con esos problemas. 


Elena, aún confundida con sus sentimientos por los hermanos Salvatore, apostará a tratar de revivir su romance con Stefan, quien estará eufórico por haber sido la elección de la chica. Damon, mientras tanto, hace lo que mejor hace cuando se siente frustrado: se mete en problemas –o, mejor dicho, los problemas lo encuentran a él. A pesar de que Damon no estará en peligro mortal en este episodio, quizás derramemos alguna lágrima por él cuando seamos testigos de su dolor. Finalmente, cuando la noche revela qué es lo que traman Esther y Alaric, resulta ser escalofriante y aterrador. 

Digamos que todo termina de una manera que nadie se lo ve venir. Incluso Rebekah es parte de esta noche catastrófica. Además, sabremos que algo ha salido terriblemente mal en el momento en el que veamos a Matt y Jeremy amenazar con matarse mutuamente. 

Por otro lado, Tyler ha vuelto y Klaus tal vez note que Tyler ha roto el vínculo que los unía, lo que lleva a una escena donde Klaus está decidido a ganarse a Caroline. Así que los triángulos amorosos están en juego, y Caroline y Elena deben enfrentarlos. Afortunadamente para Caroline, nunca ha dudado de su amor; y para Elena, con Jeremy y Caroline del lado de Stefan, parece ser que quiere volver a estar en los seguros brazos de Stefan. 

Después habrá una última cosa que mantendrá a los fans esperando por los próximos dos episodios: ¿Qué sucederá con Jeremy dado que continúa usando su anillo? A pesar de ser advertido de los peligros que puede traer, Jeremy afirma “Cuando mi hermana deje de salir con vampiros, me lo quitaré”. Aun habiendo presenciado los efectos que el anillo tuvo en Alaric, Jeremy no quiere quitárselo. ¿Qué más pruebas necesita? Si el comportamiento de Alaric en este episodio no es suficiente, entonces nada lo será. ¿Cuántas veces hemos festejado que el anillo salvara sus vidas? Pero siempre hay un precio que pagar. Y en este caso, el precio es, definitivamente, muy alto. 

La muerte golpea las puertas de Mystic Falls y serán sorprendidos al ver la resolución. Advertencia: ¡No es quien creen! 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

deja tu comentario