18 de marzo de 2012

Ian Somerhalder advierte: "El final los hará llorar"

“The Vampire Diaries” fue honrado por segunda vez en el PaleyFest de este fin de semana, y antes de que comenzara la fiesta, Zap2it se encontró con Ian Somerhalder para hablar sobre el futuro de Damon… Y, más específicamente, el de Damon y Elena.

En el episodio del jueves, volvimos tiempo atrás hacia 1912 donde conocimos a Sage, una vampira de 900 años que está… muy avanzada para su época. No le tomará mucho esfuerzo por su parte lograr que Damon se aferre a su parte vampírica. “Lexi es para Stefan lo que Sage es para Damon”, nos dijo Somerhalder. “Creo que es importante. Es importante ver y entender cómo se fueron transformando. Es como la anatomía de un hombre”.

No esa clase de anatomía, pervertidos. (Aunque obtendremos algo de eso la próxima semana). A lo que él se refiere es a que podremos vislumbrar el pasado de Stefan y Damon. Veremos en qué influyó Damon para que Stefan se convirtiera en el Destripador. Y dado que fue Stefan quien impulsó a Damon para que se convirtiera, la situación genera un paralelo interesante.

“Sage es genial”, confirma Somerhalder. “Cassidy Freeman, (quien interpreta a Sage), es amiga mía y es asombrosa”. Damon recuerda a Sage justo cuando necesitaba una distracción de sus angustias. Más tarde, cuando ella regrese a Mystic Falls, su relación con Damon se volverá… bueno, anatómica. Pero ni siquiera ella –que tuvo tanta influencia sobre él en pasado– será capaz de borrar de su mente a Elena. Damon podrá satisfacer sus ansias con Sage, pero seguirá suspirando por Elena.

Sin embargo, su principal prioridad ha surgido en torno a su hermano. Creemos que los próximos episodios mostrarán una imagen muy favorable de Damon, sobre todo porque tratará de ser el hermano mayor que Stefan tanto necesita.

“Creo que vendrán cosas muy interesantes para Damon y Elena”, dice Somerhalder. “¡Qué situación complicada! Estar enamorado de la misma chica que tu hermano… Además de ser una situación muy incómoda también es importante, porque aunque podrían haberse matado millones de veces por estas mujeres… no lo han hecho”.

La productora ejecutiva, Julie Plec, nos dijo que sin importar lo que ocurra con Elena, la relación entre Stefan y Damon seguirá creciendo. “Son hermanos. Se aman y se destestan en igual medida”, dice ella. “Ahora mismo, me encanta la idea de que hayan dejado de lado el hecho de que aman a la misma chica, y se preocupen por cuidarse entre ellos. En el episodio de esta noche hay un gran momento entre ellos, donde realmente se verá lo mucho que le importa a Damon cuidar de su hermano, y lo mucho que Stefan necesita que Damon lo cuide”.

Mientras la temporada va llegando a su fin, Somerhalder no puede esperar para que los fans vean lo que les espera a los hermanos. “Anoche hablé con el productor Pascal Verschooris, porque acabamos de filmar el episodio 21, que vendría a ser el episodio 65… Y me enteré de lo que ocurrirá en el final. Será muy dinámico, amigo. Pasarán muchas cosas”.

Le preguntamos si el final nos hará llorar y respondió, sin pensarlo dos veces: “Sí”.

Bueno, prepararemos los pañuelos. Y el vino.

Fuente

No hay comentarios:

Publicar un comentario

deja tu comentario