18 de octubre de 2012

Recopilación E4×01: "Growing Pains"

¡TVD ha regresado! Y con bastante fuerza aun siendo un capítulo de transición entre la season finale y el inicio de la cuarta temporada. Se han acabado de definir algunas tramas que quedaron pendientes y hemos disfrutado gratamente de Elena, quien no lo ha pasado muy bien debido a las sensaciones ensalzadas y los impedimentos que ha sufrido para completar la transición. Se ha puesto en peligro debido a la aparición de un nuevo personaje que ha prometido exterminar a los vampiros del pueblo. Os animo a que entréis y una vez leída esta review, me deis vuestra opinión. ¿Qué os ha parecido la premiere? ¿Está a la altura de la anterior o la de la segunda temporada? 

Sigue Leyendo---
Lo siguiente es gracias al artículo de Only TVD's Blog 

El episodio se ha centrado en Elena, personaje que lleva cobrando bastante protagonismo desde la finale y que sin duda se antepondrá de momento a la acción de los Salvatore, ya que su evolución promete ser constante esta temporada. Recordemos que los sentimientos de la joven fueron desvelados en el momento que decidió acudir en busca de Stefan, que se encontraba en el lado opuesto de Damon. Como humana tomó su decisión, pero ahora, en su nuevo estado, empezará a recuperar los recuerdos que le arrebató Damon, y sus impulsos le podrían jugar malas pasadas. Esperemos que los guionistas jueguen con la corrupción de su personaje, ya que al ser un vampiro no debería poder controlar sus instintos como hacía cuando era humana. Me encantaría ver a una Elena imperfecta y poco orgullosa de sí misma, una Elena más salvaje y viva al mismo tiempo. ¿Es mucho pedir? 

A lo largo de “Growing Pains” ha habido momentos bastante tensos y emocionantes. Uno de ellos es cuando Elena, completamente confusa, hace explotar una bombilla con el simple hecho de tocarla. Sus emociones se ensalzan a medida que se acerca al vampirismo, todo retratado perfectamente a través de escenas confusas, primeros planos y cambios visuales no vistos anteriormente en la serie para hacernos ver sus sentimientos ensalzados debido a la transición. Cabe destacar la escena en la que Elena ríe y llora a la vez delante de Stefan. Nina Dobrev interpreta un gran papel en ella. Pero Stefan le ofrece la oportunidad de salvar su condición humana confiando en Bonnie a pesar de las advertencias de Damon.  

En este episodio podemos ver que la relación entre los hermanos se ha vuelto tensa desde la muerte de Elena. Damon culpa a Stefan por haber rescatado a Matt primero, y Stefan se culpa a sí mismo por este hecho, ya que de un plumazo ha arrebatado todas las ilusiones de su novia, convirtiéndose en lo que nunca había querido ser. Evidentemente Damon, como ser impulsivo que es, decide pagarla contra Matt, quien también carga con su propia culpa al haber intentado sacarla del pueblo.Todos tienen algo por lo que sentirse culpables. Veremos cómo lo digiere cada uno de ellos. 


Sin duda, uno de los momentos más emocionantes de esta Premiere ha sido la recuperación de los recuerdos de Elena. Poco a poco ha ido reconstruyendo en su cabeza lo que Damon le arrebató: la preciosa declaración de amor del 2×08 “Rose” y el momento en el que se encontraron por primera vez (3×22 “The Departed”). Y por fin, después de tanto tiempo, es testigo de cómo Damon decidió borrarle la memoria al no considerarse digno de ella. Las imágenes del pasado se mezclan deliciosamente con el presente, e incluso la propia Elena piensa que acaba de vivir la situación cuando se toca el cuello buscando el colgante que Damon recuperó. 


Por suerte, la conversación que tienen ambos sobre el asunto no se hace esperar. Elena, en su primer enfrentamiento con Damon para salvar a Matt, le confiesa lo sucedido, y éste se denomina egoísta por querer anteponer la felicidad de su amada a todo lo demás. La actitud de Elena hacia Damon es, curiosamente, de rechazo, a pesar de haber recordado ambas escenas. Y yo, como Damon, me pregunto: ¿Habría cambiado Elena su decisión si hubiese sabido que le conoció a él primero? Desde luego Elena tenía la necesidad de saber el porqué se lo había ocultado, aunque existe otro punto también interesante: ¿Si Damon hubiese hecho lo que ella quería (salvar a Matt primero) habría influido en algo? Damon ni siquiera le deja finalizar la frase. Simplemente se aferra a sus principios y le recalca que hubiera dejado morir a Matt por salvarla. Elena parece decepcionada, aunque en el fondo todos sabemos que lo quiere tal y como es (recordemos en 2×22 “As I Lay Dying”), y que su reacción con él es muy dura para aferrarse como sea a la decisión de haber elegido a Stefan. Sería injusto para ambos hermanos volver al triángulo del principio, y esto es algo que la va a carcomer por dentro cuando se dé cuenta de que la pasión hacia el mayor de los Salvatore se ha multiplicado por diez. ¿No creéis que a pesar de su elección esta pareja sigue teniendo mucha chispa? 


Quiero hacer una mención especial a Rebekah, un personaje que me fascina cada vez más. Ya le cogí cariño en el 3×08 “Ordinary People” y aquí me ha acabado de enamorar. De sobras es conocido que la pequeña Original se agarra a un clavo ardiendo cuando de sentimientos se trata, todo ello debido a su notable falta de afecto y rechazo por activa y por pasiva de su hermano Klaus. Podemos comprobar en su propia carne la injusticia de que Caroline se alegre de ver a Klaus muerto y éste la rescate a ella en lugar de a su hermana, que no ha parado de llorar su muerte. Su vínculo de sangre es tan fuerte que no le importa ser encerrada durante 90 años. Siempre le perdonará porque son hermanos, por y para siempre. Como vemos, el amor fraternal en TVD sigue vigente, a pesar de las adversidades. No obstante, el egoísmo de Klaus traerá consecuencias, pues Rebekah, impulsiva como ella sola, decide destruir las bolsas de sangre de doppelgänger delante de su hermano, lo que implica que no podrá crear su tan ansiado ejército de híbridos. Esperemos que las consecuencias de su acto no sean fatales para la vampiresa. Le he cogido mucho cariño. 

Aún así, lo más conmovedor de este personaje ha sido el echar una mano a nuestros protagonistas al presenciar la escena de amor y esperanza entre Stefan y Elena. Rebekah es testigo, sentada en su celda, de lo que ansía con locura y no tiene: alguien por el que darlo todo y morir por esa idea. Y aunque finalmente decide ayudar a Elena a obtener sangre para superar la transición, no creo que lo tenga fácil para integrarse en el grupo, puesto que Matt casi muere por su culpa. Veremos cómo nos sorprenden con este gran personaje que solo busca afecto y el amor de su hermano Klaus. 

¿Y qué pasa con Tyler/Klaus? Recordemos que con la ayuda de Bonnie, Klaus logró salvar su vida introduciéndose en el cuerpo de Tyler. Esto, por supuesto, va a provocar más de una situación incómoda, como la tórrida escena con Caroline en la que casi se acuestan de no ser porque enseguida descubre el engaño (ese “love” tan sexy es inconfundible…mmm). El enfado de Caroline es descomunal, y nos ayuda también a introducir la trama del triángulo Tyler/Klaus/Caroline que ha tenido tanto éxito entre los seguidores de TVD. En mi opinión, dudo que Klaus le sea tan indiferente como Caroline pretende demostrar, y Klaus, además de brindarnos con escenas divertidas, puede llegar a ser tremendamente sádico obligando a Bonnie a cruzar el lado oscuro (e hiriendo a su abuela, de paso, que está en el otro lado) a cambio de no matar a Tyler. Y qué decir de Bonnie… se está convirtiendo en un recurso fácil de los guionistas para hacer posible lo imposible en esta serie. Por suerte, no ha conseguido frenar la transición de Elena, pues me hubiese decepcionado bastante. 


El capítulo finaliza con una tierna escena en la que Stefan le entrega a Elena un anillo solar, además de la inmolación del pastor Young y todos sus seguidores. Veremos a qué se refiere con el “nuevo comienzo” que pronuncia antes de su muerte. Lo que está claro es que la lucha contra el consejo aún no ha terminado. La batalla está servida, y me muero por ver cómo evolucionará Elena como vampira. Esperemos verla en acción en el próximo episodio.

¿Qué os ha parecido el comienzo de la cuarta temporada?
¿Qué va a suceder con el consejo ahora que su cabecilla, el pastor Young, se ha inmolado? 
¿Qué ocurrirá con Elena y sus sentimientos amplificados? 
¿Repercutirán en su relación con Stefan? 
¿Seguirá Elena la dieta de Stefan o preferirá la sangre humana? 
¿Qué ocurrirá con Caroline? 
¿Realmente le es Klaus tan indeferente como pretende demostrar? 
¿Y Elena? ¿Cómo digerirá su vampirismo y los recuerdos que le borró Damon? 
Ahora que Bonnie ha rozado el lado oscuro, ¿qué sucederá con ella?
¿Será el nuevo villano de la temporada?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

deja tu comentario