7 de mayo de 2011

ADIOS A SARA CANNING

En "The Vampire Diaries" cualquiera puede ser asesinado. En cualquier momento. En cualquier lugar. Pero eso no quiere decir que cuando llegue el momento no nos afecta - sobre todo cuando el cadáver en cuestión pertenece a un personaje que realmente no merecía morir.

Jenna estaba simplemente tratando de vivir su vida, cuidar de sus sobrinos, mientras que corteja al maestro sexy y tomas de helado al azar. Tenia una vida feliz. Luego tuvo daños colaterales cuando Klaus buscaba de castigar a Damon por entrometerse en su sacrificio, convirtiendo a Jenna en un vampiro y un cadáver.

Su muerte se hizo aún más desgarradoa porque Elena era incapaz de hacer otra cosa que permanecer de brazos cruzados y sólo pudo ver a Jenna apagar su humanidad el cual era su miedo. La verdad el momento de Nina Dobrev y Sara Canning, será recordado como uno de los momentos más emocionalmente y devastadores del año.


FUENTE: VIA:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

deja tu comentario